La leyenda de Quetzalcoatl. Diego Rivera. Palacio Nacional México D.F.

       
 


       por Dra. Teodora ZAMUDIO

  

Recursos naturales

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación

Recursos naturales. Perspectivas tuitiva y económica

 

Fabián M. Feijoo DNI 20.567.235

 

Una definición simple

 

 

Una definición simple

Al buscar una definición al azar de lo que se entiende por recurso natural en un texto no jurídico ni especializado en el tema como ser un diccionario (Pequeño Larousse ilustrado edición 1992”) la misma reza “Los recursos naturales son la riqueza o la potencia de una nación”

 

Esta simple definición encierra sin amargo el criterio que  le quiero dar al tema, estamos hablando de riqueza, es decir cuando hablamos de recursos naturales hasta la más elemental de las definiciones lleva implícito un criterio económico.

Intuitivamente entonces tendemos a relacionar a los recursos naturales a la riqueza y fortuna de una nación, se podría decir que una nación es mas rica cuanto mas recursos naturales estén a su alcance.

 

Es claro ver sin embargo que muchos factores influyen para que este simple razonamiento no se plasme en la realidad, no necesariamente un país con muchos recursos naturales es un país rico. Nuestra propia nación es un buen ejemplo de ello.

 

Pero hoy mas que nunca sea cual sea la definición de recursos naturales que utilicemos es claro que están siendo mas valorados que nunca y la tutela y protección de los mismos adquiere notable trascendencia, y así lo fue marcando la legislación  en el ámbito mundial.

 

Que podríamos decir casi sin  temor a equivocarnos, en estos últimos 50 años de no haber siquiera definido el concepto paso a ponerlo como uno de los temas centrales de la ultima década y casi con seguridad de la que esta empezando también.

 

Introducción

Existen dos antecedentes a nivel mundial que podemos decir dieron nacimiento a la concientización en el ámbito mundial de la importancia de los recursos naturales así como la conservación y protección de los mismos.

 

El primero de ellos fue la conferencia de las naciones unidas sobre medio ambiente reunida en Estocolmo del 5 de junio al 16 de junio de 1972 y que proclama que “El hombre es a la ves obra y artífice del medio que lo rodea, el cual le da el sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse intelectual, moral social y espiritualmente”. Se destaca en particular el siguiente párrafo “De todas las cosa del mundo, los seres humanos son lo más valioso. Ellos son quienes promueven el progreso social, crean riqueza social, desarrollan la ciencia y la tecnología y con su duro trabajo, transforman continuamente el medio humano.”

 

La declaración  de Estocolmo genero 24 principios rectores, que años mas tarde se verían contenidos y potenciados en la ya famosa declaración de Rio.

 

El 14 de Junio de 1992 fueron firmados en Río de Janeiro, Brasil, la "Carta de la Tierra" o "Declaración de Río", en la cual se establecieron ciertos principios que debían ser acatados por los diferentes estados:

Recomienda a los Estados:

- desarrollar la legislación nacional relativa a la responsabilidad e indemnización por daño ambiental;

- cooperar para elaborar nuevas leyes internacionales respecto al tema.

- Privilegia a la prevención: cada Estado debe aplicar de acuerdo a sus capacidades medidas para cuidar el medio ambiente.

- Asume un criterio de realidad económica: que las autoridades de cada nación aseguren la internalización de los daños ambientales que ocasionaren.

 

Se destacan en particular el principio dos “De conformidad con la carta de las Naciones Unidas y los principios del derecho internacional, Los Estados tienen el derecho soberano de aprovechar sus propios recursos...”

 

 El principio trece reza “Los estados debieran desarrollar la legislación nacional relativa a la Responsabilidad y las indemnización respecto de las victimas de la contaminación y otros daños ambientales. Los Estados deberán cooperar asimismo de manera expedita y más decidida en la elaboración de nuevas leyes internacionales sobre responsabilidad e indemnización por los efectos adversos de los daños ambiéntales causados por las actividades realizadas dentro de su jurisdicción, bajo su control, en zonas situadas fuera de su jurisdicción.”

 

Como base de este trabajo se tomaron el extracto de dos entrevistas, realizadas a dos indígenas que viven actualmente en el ámbito de esta ciudad, de los cuales los dos conceptos más importantes se detallan a continuación.

 

Entrevistas

 

 

Síntesis

De las dos entrevistas que tuve la oportunidad de realizar y después de releerlas surge una impresión que a primera vista no arribe y esta es que el “indio” tiene un sentido mucho más practico del concepto de los recursos naturales, consultados por cual serian sus expectativas con respecto a la tutela que requerirían del estado nacional sus planteos fueron muy concretos, claro está que no se puede decir que ellos constituyan una opinión representativa de sus respectivos pueblos, pero es claro que si están informados y conocen bien a lo que pueden aspirar.

 

El segundo concepto o idea fuerza que surge aunque no fue un tema particularmente planteado en la entrevista, es la idea de la tierra, la necesidad de la posesión de las tierras pero siempre se habla de una posesión colectiva, pero posesión al fin.

 

 

Algunos conceptos económico-jurídicos

 

En materia de recursos naturales propongo que se apliquen los mismos principios generales que en las ciencias económicas, la escasez de recursos y la elección de los medios mas apropiados para el aprovechamiento deberían ser los principios rectores.

 

En este sentido la declaración de Rio  sobre el medio ambiente  y el desarrollo de 1992, al tratar los temas relativos al control y prevención de la degradación ambiental, asume un criterio de calidad económica al encargar a las autoridades nacionales que procuren asegurar la inernalizacion de los costes ambientales y el uso de instrumentos económicos, teniendo en cuenta el criterio de que el que contamina debe en principio cargar con los costes ambientales.

 

El punto conflictivo que enlaza al problema de los pueblos indígenas con relación a los recursos naturales de los cuales se valen, se da en torno a la maximización de la riqueza y su distribución, aspecto este ultimo en donde la eficiencia puede no dar respesutas equitativas.

 

Así Richard Posner, en “Economic Analysis Of Law” señala que “Desde la economía no se puede brindar respuesta a la pregunta acerca de sí la distribución actual de la riqueza es buena o mala, justa o injusta, a pesar de que puede decir bastante sobre los costos de alterar la riqueza existente, como también sobre las consecuencias distributivas de determinada practica, tampoco contesta a la pregunta acerca de sí una eficiente ubicación de los recursos es social o éticamente aceptable. Tampoco pueden los economisistas decirnos, asumiendo por hipótesis que la actual distribución del ingreso y la riqueza es justa, si la satisfacción del consumidor debe ser el valor dominante de la sociedad. Por ende la competencia de los economistas en la discusión sobre el sistema legal es limitada. Puede predecir los efectos de las normas legales y los contratos en términos de valor económico y eficiencia, y sobre la actual distribución del ingreso y la riqueza, pero no puede eliminar prescripciones para el cambio social”

 

La economía ayuda a percibir al derecho desde esta perspectiva nueva, muy útil para los abogados y para todos los que se interesan en los problemas de las políticas publicas.

 

Una teoría interesante nos permitirá ejemplificar aun mas este concepto se la denominada eficiencia de Pareto, o eficiencia en la asignación de los recursos, esta básicamente nos dice que solo se consigue una mejora para alguien si al menos otra persona sufre por tal motivo un perjuicio, así descripta la teoría de Pareto se descompone en tres partes que deberán cumplirse:

 

a) Eficiencia en la producción, la producción eficiente se reconoce al ser posible producir mas de cualquier tipo de bienes contando con los mismos recursos. Por otra parte, en caso de producción eficiente, solo es posible incrementar la producción de un bien a costa de reducir la del otro.

 

b) Eficiencia en el consumo, que se alcanzara cuando ya no se puedan conseguir mas acuerdos de intercambio de beneficio mutuo.

 

c) Eficiencia en la estructura de la producción, que exige que los costes que suponga la mayor producción de un bien, a costa de la menor producción de otro, coincidan exactamente con la cantidad de este ultimo bien que los ciudadanos estén dispuestos a sacrificar, para disfrutar de una mayor producción del primero.

 

Cuando concurren estos tres requisitos nos encontramos ante la eficiencia de Pareto. Sin embargo, debe destacarse que la eficiencia de Parteo no supone que la sociedad este estructurada de manera justa, ese decir, se desentiende de las consecuencias sobre la distribución de los recursos.

Por otra parte se propuso una regla de decisión para elegir entre dos situaciones sociales, que pretende ser considerada como la superior de Pareto. Que dice “Una decisión en virtud de la cual, al menos un miembro de la sociedad resulta favorecido y como mínimo otra resulta perjudicado solo debe ponerse en practica si resulta posible indemnizar al perjudicado con el propio beneficio del favorecido, y si a pesar de ello este ultimo sigue teniendo alguna ventaja”.

 

Y es a este concepto al que  pretendo arribar con este breve trabajo porque es el que nos puede dar una pauta o criterio practico y realista de cómo volcar esa reasignación de recursos que debe producirse por el aprovechamiento que a realizado un determinado grupo social de un recuso natural determinado en desmedro de otro, ya que esta teoría nos proporciona un interesante limite la reasignación de recursos solo prosperara en la medida que ambos ganen por lo tanto considero inviable una legislación que con el fin de repara o reasignar los recursos en forma mas equitativa torne inviable la realización económica del proyecto.

 

No debemos  confundir la protección de los recursos naturales con la intangibilidad de los mismos, ya que los recursos naturales valen justamente por el hecho que podemos sacar provecho de ellos, una concepción que hiciera nuevamente hacer perder todo a uno para dárselo al otro no me cabe dudas seria un nuevo fracaso.

 

 

Conclusión.

 

Ante todo la primera conclusión que me atrevería a hacer es que el problema de los pueblos indígenas frente al concepto de recursos naturales es que los reclamos de estos pueblos se mueven en varios planos que afectan a diversos intereses.

 

El primera nivel lo podríamos definir como la reivindicación histórica, conocido por todos es el trato dado por los conquistadores españoles a los pueblos que ya habitaban en nuestro territorio, esto dejo imborrables secuelas, denominador común a todos lo pueblos indígenas. De la época de la conquista surgen perjuicios para estos pueblos de tal envergadura que los daños inflingidos a estos pueblos, que la reparación de la mayoría de ellos son en la practica irreparables, la idea fuerza en este nivel de reclamos es una reivindicación de tierras que les fueran quitadas desde el comienzo de la colonización del continente.

 

El segundo nivel esta ubicado en al época actual, y es aquí donde los problemas de estos pueblos se relacionan con la temática de los recursos naturales porque es hoy en día ,donde estos temas están siendo mas atacados y socavados que en cualquier otro periodo histórico.

 

Y es aquí, donde desde mi punto de vista lo económico y lo jurídico se unen porque en ultima instancia todo esto se trata ni más ni menos de una transferencia de recursos de un sector de la sociedad a otro y de como encontrar los mecanismos de compensación para efectuar las reparaciones necesarias a los daños causados.

 

Porque es indudable que cuando un bosque es talado, cuando un rio es contaminado, cuando sistemáticamente el territorio de los pueblos indígenas es avasallado es porque otro grupo saca un provecho susceptible de apreciación económica. En lo que se refiere a pueblos indígenas tenemos un problema particular que quizá no se presenten con otros sectores y es encontrar los mecanismos de intercambio mas apropiados para efectuar las compensaciones que correspondieren en cada caso, el problema  es que para alguno de estos sectores el dinero, para la reparación monetaria del daño carece de suficiente interés, pero pueden encontrase mecanismos alternativos como ser la entrega de tierras, la plantación de árboles, la limpieza de los recursos hídricos, etc.

 

Pero aquí es donde el Estado debe ejercer su autoridad plena porque estos mecanismos alternativos de compensación no existen, casi podríamos decir que si bien hay reglamentaciones que protegen el medio ambiente, lejos están de ser efectivas.

 

No se confunda esto con un permiso instituido para contaminar, el criterio de que yo puedo contaminar porque pago para hacerlo no se debería aplicar en este caso, porque existen recursos naturales que si fueren derruidos, alterados o reducidos a un mínimo, serian irremplazables e incompensables no importa el mecanismo que eligiéremos para ello.

 

Un claro ejemplo de ello cuando una determinada especie se extingue, la reparación es por claras razones inexistente.

 

La reparación del daño a los recursos naturales de estos pueblos no es mas que la distribución más justa de los beneficios que uno obtuvo a costa del perjuicio del otro, todo esto claro esta bajo el debido contralor estatal, gran figura ausente en este tipo de cuestiones.

 

Pero debe quedar en claro que en todos estos mecanismos legales hoy por hoy realmente  existen un problema central, que es como calcular la medida del daño causado al recurso natural, como cuantificador como satisfacer el reclamo en particular, es aquí donde se valoran mas que nunca las teorías económicas, porque son ellas las que pueden aporta las herramientas que al derecho le faltan, bien ilustran al respecto las palabras de Margine Remon Gouilloud ”Para responder a las cuestiones ecológicas que se le plantean hoy a la sociedad, las recetas tradicionales del derecho no alcanzan. Sus resortes clásicos, intimidación, disuasión están herrumbradas, y los mecanismos de indemnización tropiezan sobre incertidumbres científicas y obstáculos de procedimiento que les quitan buena parte de su eficiencia.”

 

Ediciones Digitales © 2016-2019 - Material fuera de comercio

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación                        

 Dra. Teodora ZAMUDIO