La leyenda de Quetzalcoatl. Diego Rivera. Palacio Nacional México D.F.

       
 


       por Dra. Teodora ZAMUDIO

  

Adjudicación de tierras a las Provincias

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación

 

Ley 14.551 Traspaso a la Provincia de Jujuy

Provenientes del decreto nacional 18.341/49 del 01/08/1949

B.O. 29-10-1958

Art. 1 [Transferencia de tierras].- El  Poder Ejecutivo procederá a transferir, a título gratuito, a la provincia de Jujuy, las tierras expropiadas por el gobierno nacional conforme a los términos del decreto 18.341 del 1 de agosto de 1949, ubicadas en los departamentos de Tumbaya, Tilcara, Humahuaca, Valle Grande, Cochinoca, Rinconada, Santa Catalina y Yaví de la citada provincia.

Art. 2 [Adjudicatarios].- Las tierras a que se refiere el art. 1 serán adjudicadas en propiedad y sin cargo a sus ocupantes y/o arrendatarios del Banco de la Nación Argentina, quien las administra.

[Colonización indígena].- “Art. 73: El consejo [Consejo Agrario Nacional] elaborará planes especiales de colonización indígena, procurando el aprovechamiento de las tierras fiscales aptas, para lo cual convendrá con las provincias y con el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación la afectación de las que fueren necesarias a tal fin. Las tierras que se adquieran o afecten para la radicación de indígenas, serán entregadas en usufructo vitalicio en las condiciones que determine la reglamentación que al efecto deberá dictarse. Los usufructuarios estarán obligados a vivir en la tierra arrendada y a trabajarla personalmente; si se retiraran  tendrán derecho a cobrar las mejoras necesarias y útiles que hubieran realizado. Este usufructo es intransferible; pero los herederos del usufructuario tendrán derecho a continuarla al mismo título. Las colonias de indígenas se organizarán siguiendo los lineamientos generales de la presente ley, procurando la incorporación de estos grupos étnicos a la vida nacional en todas sus manifestaciones”.-DL 3964/58 del 14-3-1958, BO 24-3-1958.

Art. 3 [Trámite de adjudicación].- Las adjudicaciones dispuestas por el artículo anterior, las realizará el gobierno de la provincia de Jujuy con la participación de un representante del Consejo Agrario Nacional y un representante vecinal, en cada caso, de los departamentos a que se refiere el art. 1.

Art. 4 [Plazos de adjudicación].- El Poder Ejecutivo convendrá con el gobierno de la provincia de Jujuy los plazos en que deberán efectuarse las adjudicaciones dispuestas por el art. 3.

 

Decreto 926/52 Poder Ejecutivo Nacional

Buenos Aires, 16 de Enero de 1952.

Visto el Expediente Nº 4.657/51 el MINISTERIO DE FINANZAS DE LA NACIÓN, y

Considerando:

Que el Art. 6º del Decreto Nº 18.341/49, encomienda al MINISTERIO DE FINANZAS proyectar un régimen especial de adjudicación y explotación de las tierras expropiadas en la Provincia de Jujuy;

Que en cumplimiento de ese mandato la citada SECRETARIA DE ETADO propone la adopción de la Reglamentación corriente a fs. 58/62 del Expediente Nº 4657/51;

Que la misma encuadra en las disposiciones generales del aludido decreto y satisface necesidades de la zona, como las peculiaridades del problema indígena;

Que en razón de que dichas tierras están bajo administración del Banco de la Nación Argentina, es conveniente acordar al Directorio del mismo la facultad de disponer las Adjudicaciones que se discernirán de acuerdo con esa Reglamentación, autorizándose a su Presidente a suscribir los títulos respectivos;

Que a fin de hacer efectiva la asistencia crediticia del aborigen, es menester autorizar al Banco a conceder préstamos dentro de las normas en vigencia y especiales que fije:

Por tanto, El presidente de la Nación Argentina decreta:

Artículo 1º- Apruébese el régimen de adjudicación estructurado en la Reglamentación propuesta por el Ministerio de Finanzas en Expediente Nº 4.657/51, con relación al Decreto Nº 18.341/49.

Art. 2º- Facúltese al Directorio de Banco de la Nación Argentina a discernir las adjudicaciones y a su Presidente a suscribir en nombre de la Nación los Títulos respectivos.

Art. 3º- El Ministerio de Finanzas, por intermedio del Banco de la Nación Argentina, implantará créditos especiales de fomento a favor de los usufructuarios, con arreglo a las disposiciones vigentes o especiales que dicte.

Art. 4º- Autorizase al Banco de la Nación Argentina a deducir de las recaudaciones provenientes de esas tierras, los gastos de administración, con cargo de rendir cuenta al Ministerio de Finanzas.

Art.5º- A los fines previstos en el Art.6º Inc. b) del precitado decreto, el Plan de Rehabilitación de los Aborígenes ocupantes de dichas tierras, se realizará mediante el concurso de las distintas Secretarías de Estado y Entidades descentralizadas competentes, por conducto del Ministerio de Asuntos Técnicos, quedando obligadas a prestar total colaboración que éste les recabe.

Art. 6- El presente decreto será refrendado por los SEÑORES MINISTROS SECRETARIOS DE ESTADO en los DEPARTAMENTOS DE FINANZAS Y ASUNTOS TÉCNICOS.

Art. 7º- Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCIÓN GENERAL DEL REGISTRO NACIONAL, pase a los Ministros de Finanzas y Asuntos Técnicos y archívese.

 

Reglamentación para la Adjudicación de las Tierras Expropiadas por Decreto Nº 18341/49 en la Provincia de Jujuy

De acuerdo con el Atr. 3º de la Ley Nº 12.966 Que aprueba las mencionadas disposiciones. Decreto del Poder Ejecutivo Nacional 926 16 de enero de 1952

Adjudicación en usufructo vitalicio

Artículo 1º- Las tierras afectadas por Decreto Nº 18.341/949 se ofrecerán en usufructo vitalicio a sus actuales ocupantes, entendiéndose por tales a quienes a cualquier título las trabajaban a la fecha del Decreto; y a los que fueron indebidamente privados de su derecho.

Art. 2º- En las partes agrícolas se mantendrá el estado de ocupación existente al 1º de agosto de 1949, entregándose en usufructo individual a jefe de familia la tierra que trabaja.

Art. 3º- En las zonas pastoriles y sin perjuicio de los derechos acordados por el artículo anterior, se mantendrá el sistema de aprovechamiento en común de los campos de pastoreo y aguadas según las costumbres del lugar, entregándose los mismos en forma indivisa a quienes vienen trabajándolos en los términos de esta Reglamentación.

Derechos de los usufructuarios.

Art. 4º- Los usufructuarios tendrán los siguientes derechos:

Posesión y goce pacífico de la tierra;

Designar para el caso de fallecimiento la persona (cónyuge o herederos) a quien deberá adjudicarse la tierra a fin de continuar su explotación, siempre que reúna las condiciones legales.

En su defecto, el cónyuge y/o herederos del usufructuario la elegirán de entre ellos, por la mayoría de votos. De no obtenerse esta última, el Banco efectuará la elección;

Inembargabilidad de los frutos del suelo, animales y útiles de labranza, por deudas contraídas con posterioridad al otorgamiento del título, salvo el derecho que corresponda el Banco;

Concesión de préstamos para vivienda, instalación y habilitación, de acuerdo con el Art. 6º. Inc. b) del Decreto Nº 18.341/949.

Obligaciones de los usufructuarios.

Art. 5º- Los usufructuarios tendrán las siguientes obligaciones:

Residir con su familia en la parte individual o dentro de la fracción indivisa y trabajarla personalmente, de acuerdo con las normas que imponga el Banco;

Realizar los pagos correspondientes en los plazos, forma y lugar que se determine;

No cambiar sistemas de explotación sin autorización del Banco;

No hacer obras que importen modificar, entorpecer, o interrumpir el tránsito o e acceso a montes, caminos, ríos, arroyos, aguadas, pastoreos comunes, y a centros creados o a crearse en servicio de la zona;

No explotar minerales sin la autorización del Banco;

No arrendar ni ceder total o parcialmente la fracción, ni la explotarla con medieros o contratistas;

No aceptar animales ajenos a pastoreo;

No cortar árboles o arbustos de valor comercial -los que constituyen reserva del Estado- pudiendo sólo utilizar leña en cantidad indispensable para exclusivo consumo familiar;

No construir cercos en ciénagas de utilidad general.

Canon del usufructo y otros pagos.

Art. 6º- El Banco fijará anualmente el canon móvil que deberán satisfacer los usufructuarios y que en ningún caso excederá el 3 ½ % del precio que en definitiva fije la Justicia de los juicios de expropiación o el que resulte por avenimiento con los expropiados.

Este canon se adecuará al monto que correspondería pagar a cada fracción en concepto de contribución territorial conforme a leyes impositivas provinciales, sin tenerse en cuenta el mínimo gravable que estipulen.

Art. 7º- Además del canon a que se refiere el artículo anterior, los usufructuarios deberán satisfacer:

Las cuotas para reembolso de los préstamos que le fueran acordados conforme al Inc. b) del Art. 6º del Decreto Nº 18.341/949;

La cuota que correspondiese por mejoras o cargas generales económicamente necesarias. Dicha cuota la fijará el Banco a base de prorrateos proporcionales. 

Art. 8º- En caso de pérdida total o parcial de cosechas, o daños producidos por cualquier siniestro, debido a causas no imputables, el Banco podrá suspender el pago total o parcial de lo adeudado, teniendo en cuenta para ello la proporción de las pérdidas, las necesidades del núcleo familiar y demás circunstancias concurrentes. Las anualidades atrasadas se correrán al año siguiente, sin acumularse y sin interés punitorio, siempre que el Poder Ejecutivo no acuerde remisión de deuda.

Art. 9º- Los pagos se harán en épocas de mayores ingresos que el usufructo proporcione a sus beneficiarios.

Prestamos para vivienda, instalación y habilitacion.

Art. 10º- Cada usufructuario podrá solicitar al Banco uno o más préstamos para vivienda, instalación y habilitación, de acuerdo con lo dispuesto en el Inc. b) del Art. 6º del Decreto Nº 18.347/949. Estos préstamos se concederán en la forma, plazo y condiciones señaladas por las normas en vigor y las que específicamente adopte el Banco.

Art. 11º- En las explotaciones que demanden varios años para su rendimiento, el Banco diferirá los plazos de pago en relación con la economía de las mismas.

Conclusiones de la adjudicación.

Art. 12º- La adjudicación concluirá:

Por común acuerdo entre el Banco y el adjudicatario;

Por resolución del Banco en los siguientes casos:

Inobservancia de las obligaciones impuestas en el art. 5º;

Ser factor de indisciplina.

Por fallecimiento, en cuyo caso se procederá en la forma prevista en el Inc. b) del Art. 4º.

Art. 13º- El Banco tendrá presente, antes de resolver la conclusión de una adjudicación, las circunstancias especiales del caso y demás antecedentes que estime oportuno.   

Art. 14º- En los casos de conclusión de la adjudicación por las causales de los apartados I y III del Art. 12º, el Banco indemnizará por cuenta del Superior Gobierno de la Nación, al adjudicatario o herederos, las mejoras necesarias y útiles reconocidas, en el estado en que se encuentren al recibir la parcela. Las indemnizaciones se liquidarán previa deducción de lo adeudado por el adjudicatario o causante.

Art. 15º- En los casos de conclusión de la adjudicación por las causales del apartado II del Art. 12º, el Banco podrá imponer al adjudicatario, según las circunstancias, la pérdida de su derecho al valor de las mejoras.      

Titulo

Art. 16º- El Banco extenderá a los adjudicatarios un título de USUFRUCTO VITALICIO que acredite sus derechos, sea individual o colectivamente, los que serán inscriptos en el Registro Inmobiliario local.

Art. 17º- Las adjudicaciones serán dispuestas por el Directorio del Banco de la Nación Argentina y los títulos autorizados por su presidente.

Art. 18º- En estos títulos se insertará una cláusula que prohíba ceder o transferir en cualquier forma los derechos emergentes del mismo, siendo nulo todo acto realizado en violación a lo dispuesto.

Disposiciones generales.

Art. 19º- El usufructo reglado en las disposiciones anteriores, constituye una concesión administrativa de uso y goce de la tierra que el Estado acuerda dentro de este régimen especial de colonización; en consecuencia, no son aplicables las disposiciones del derecho real de usufructo contenidas en el Código Civil.

Art. 20º- Se aplicarán subsidiariamente y en cuanto sean compatibles, los principios generales que informan las Leyes Agrarias Nos. 12.636, 13.246, 13.995 y sus reglamentaciones.

Art.21º- En zonas de frontera, las adjudicaciones se formalizarán con la previa conformidad de la Comisión Nacional de Zonas de Seguridad. Tratándose de ciudadanos nativos, podrán discernirse directamente, quedando sujetas a ulterior ratificación de dicho organismo.

Art. 22º- El Banco dictará las normas para la administración de las tierras a que se refiere la presente Reglamentación.

Art. 23º- El Banco se reserva el derecho de realizar inspecciones cuando lo considere necesario, quedando los adjudicatarios obligados a permitirlas.

 

Decreto-ley 12.969/56 Traspaso a las Provincias

Buenos Aires, 18/7/1956: B.O. 25-7-1956

Art. 1 [Vigencia].- A partir de la fecha del presente decreto-ley cesará en sus funciones la Dirección de Protección del Aborigen.

Art. 2 [Bienes].- Los bienes del citado organismo ubicados en las provincias creadas por las leyes 14.037, 14.224 y 14.408, pasarán al dominio de las mismas, conforme a lo dispuesto por los arts. 14, 11 y 10 de esas leyes.

Art. 3 [Personal].- Regirá para el personal de la Dirección de Protección al Aborigen que presta servicios en las provincias mencionadas las normas de los arts. 23, 19 y 18 de las leyes 14.037, 14.294 y 14.408.

La situación del restante personal de la citada Dirección será resuelta por el Ministerio      del Interior, con intervención del de Hacienda.   [Leyes de provincialización: 14.037, del Chaco y La Pampa; 14.294, de Misiones y 14.408 de Territorios; p. 18-5].

Ediciones Digitales © 2016-2019 - Material fuera de comercio

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación                        

 Dra. Teodora ZAMUDIO