La leyenda de Quetzalcoatl. Diego Rivera. Palacio Nacional México D.F.

       
 


       por Dra. Teodora ZAMUDIO

  

1. Modelo boliviano

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación

El Estado boliviano se autodefine como multiétnico y pluricultural“[…] libre, independiente, soberana, multiétnica y pluricultural […]”. En este aspecto se asemeja al tratamiento dado por la Constitución ecuatoriana.

En cuanto al derecho consuetudinario indígena y de una jurisdicción indígena, el artículo 171 del ordenamiento fundamental establece que se reconocen, respetan y protegen -en el marco de la ley- los derechos sociales, económicos y culturales de los pueblos indígenas extendiendo el reconocimiento a las asociaciones y sindicatos campesinos.

La  norma consagra la potestad de los pueblos indígenas de ejercer la función de administración y aplicación de normas propias, tanto de fondo como de procedimiento; las autoridades naturales de las comunidades indígenas y campesinas y la función de administración y aplicación de normas propias como solución alternativa de los conflictos. Por lo que puede afirmarse que existe una gran similitud con la norma de Perú en este punto, siendo las dos únicas que se refieren a comunidades campesinas, ampliando el concepto al que se circunscriben las demás.

Está Constitución es la única que se refiere a autoridades naturales, siendo ésta la fórmula más adecuada dado que el texto deja muy claro que se trata de las autoridades que siempre existieron en las comunidades y no de autoridades que vaya a fijar el Estado. En el resto de los textos estudiados las normas tienen el mismo sentido, aunque podrían llevar a confusiones que el presente inhabilita de plano. En cuanto a la competencia, la norma no hace referencia expresa; en lo que respecto a la competencia territorial y por la hermenéutica de la misma  se extendería hasta los límites territoriales de las comunidades indígenas y campesinas; la competencia material no se encuentra limitada, en principio se podría sostener que quedan abarcadas todas las materias. Tampoco se establece una restricción a la competencia personal y en consecuencia surge el interrogante, al igual que en otros plexos normativos, si la competencia alcanza a las personas no indígenas y no campesinas, al igual que en los otros casos se podría entender que la competencia se extiende dentro de las comunidades a todas las materias y a todas las personas.

La limitación al ejercicio jurisdiccional esta fijada en cuanto las costumbres y procedimientos aplicados para la resolución de conflictos no pueden ser contrarios a la  Constitución y las leyes.  Al igual que las otras constituciones de la Región Andina, Bolivia establece que una ley compatibilizará la administración y aplicación de normas propias con las atribuciones de los poderes del estado.

Los Pueblos Indígenas son organizaciones originarias reconocidas por el Estado y que pueden participar en los procesos electorales nacionales, municipales y constitucionales. Conforme con el artículo 5° de la Ley de Agrupaciones Ciudadanas y Pueblos Indígenas los Pueblos Indígenas[1] son organizaciones con personalidad jurídica propia reconocida por el Estado, cuya organización y funcionamiento obedece a los usos y costumbres ancestrales y pueden participar en la formación de la voluntad popular y postular candidatos en los procesos electorales, en el marco de lo establecido en esa ley, debiendo obtener su registro del Órgano Electoral (en las Elecciones Municipales 2004, 65 pueblos indígenas presentaron candidatos y candidatas)


NOTAS:


[1] Ley 3015. Ley especial y complementaria al código electoral, a la ley de partidos políticos y a la ley de agrupaciones ciudadanas y pueblos indígenas, para la elección y selección de prefectos(as) de departamento La Paz, 8 de abril de 2005

 

Ediciones Digitales © 2016-2019 - Material fuera de comercio

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación                        

 Dra. Teodora ZAMUDIO