La leyenda de Quetzalcoatl. Diego Rivera. Palacio Nacional México D.F.

       
 


       por Dra. Teodora ZAMUDIO

  

in re Leal Onofre s/ amparo por usurpacion

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación

Excma. Cámara Segunda en lo Criminal – Formosa.

Dr. Eduardo A. Nieva s/ resurso de apelacion en incidente de amparo p/ usurpacion,  registro de la

Formosa 24 de Mayo de 2005.-

VISTO:

El Recurso de Apelación interpuesto por el Dr. Eduardo Alfredo Nieva en representación de Juan José Mansilla, contra el resolutorio Nro.36/05 (del inc. 2422/05, carat. “Leal Onofre s/ amparo por usurpacion”, mediante el cual el Juez “a-quo hace lugar a la acción de amparo interpuesta por Onofre Leal y dispone el desalojo.-

CONSIDERANDO:

Que el remedio procesal fue interpuesto en tiempo y forma de conformidad a las previsiones de los arts. 513 y concordantes del CPP, por lo que consecuentemente se encuentra en estado de resolver.-

Se agravia la parte recurrente al estimar, que el a-quo ha dictado la medida atacada sin meritar adecuadamente las pruebas colectadas en autos, señala que el amparista nunca tuvo la posesión del inmueble la que si era detentada por su defendido y corroborada con el acta de inspección (fs. 05). Invoca disposiciones constitucionales nacionales y provinciales, colacionando leyes provinciales, convenios, doctrina y jurisprudencia que a su criterio tornan viable la petición de revocación de la resolución recurrida en todas sus partes.-

Del análisis de los argumentos del recurrente, del Incidente en cuestión que se tiene a la vista en este Acto podemos concluir que le asiste razón al apelante, toda vez que el resolutorio cuestionado no encuentra sustento en lo dispuesto por la ley de rito en lo relativo al amparo por usurpación.-

Si bien la ley de rito establece expresamente como requisito para la procedibilidad del amparo la acreditación del carácter de propietario del accionante, verificándose tal circunstancia con la copia simple de la documental de fs. 03 vta, también es cierto que de la naturaleza jurídica propia de la figura de “acción de amparo” y de las demás normas que integran nuestro régimen relativo a las misma, se advierte que el legislador ha incorporado una vía especial de protección urgente para casos excepcionales en beneficio de aquel que sufre las consecuencias nefastas del ilícito de usurpación, así de la letra de art. 508 del CPP surge que debe existir una relación de contemporaneidad o simultaneidad entre la ocurrencia del hecho, la denuncia formulada por el ilícito y la interposición de la acción que nos ocupa, extremo este ultimo que no se verifica en autos. Ello así toda vez que de la denuncia de fs. 01 (del incidente Nro.2422/02) surge que en Abril de 2002 el amparista cedió una fracción del lote 23 al supuesto usurpador y este a partir de Noviembre de 2004 comienza a ocupar la totalidad del mismo lo que motivo la interposición en el mes de Marzo de 2005 de la acción de amparo, en tanto según surge del acta de inspección de fs., 05 el causante Mansilla ocupaba el inmueble efectivamente sin que hubiera rastro de ocupación por parte del usurpado dando entidad a su descargo (fs.50) corroborados sus dichos con testimonios de Felipe González (fs.51) y Alejo Castillo (fs.52) y tomas fotográficas (fs.43) apreciándose la existencia de alambrado perimetral construido prolijamente y denotando cierta antigüedad.-

Resulta, en consecuencia, desacertada la decisión adoptada por el Instructor, por cuanto accede, al recupero del inmueble del denunciante mediante la acción de amparo por usurpación, cuando de la lectura del incidente se suscitan cuestiones planteadas por ambos protagonistas que exceden el marco de tratamiento por la vía intentada; igualmente no se advierte, por los antecedentes obrantes en autos, la urgencia requerida para la procedibilidad de la acción que nos ocupa cuando podría haberse recurrido, incluso por la entidad de lo alegado por las partes, a la acción civil pertinente; asimismo se señala que no obstante la conclusión arribada por este Tribunal es a todas luces dificultoso para esta Alzada expedirse sobre la base de valoraciones de constancia que en copias sin certificar se adjuntan en el incidente de amparo.- Y, finalmente cabe señalar al Juez de Instrucción que; es criterio de este Tribunal conforme Fallo Nro. 3497/04 que no obstante lo dispuesto en el art. 513 de la ley resulta conveniente en lo sucesivo postergar el cumplimiento de la medida que ordenan desalojo a las resultas de los recursos antes de Alzada, a fin de evitar dilipendio jurisdiccional inoficioso y perjuicios patrimoniales a las partes.-

Que las opiniones concordantes de las Sras. Jueces de Cámara, Dras., BEATRIZ L. ZANIN y ANA MARIA BRUNEL DE ANTINORI,  forman la mayoría legal prescripta por el Art. 33 de la ley 521/85 y sus modificatorias, por lo que de conformidad a dichos fundamentos, la EXCMA., CAMARA SEGUNDA EN LO CRIMINAL.

 

RESUELVE

HACE LUGAR al recurso de apelación interpuesto por el Dr. Eduardo A. Nieva y REVOCAR en todas sus partes el resolutorio Nro. 36/05 de fs. 54/55 y vta. del Incidente respectivo (caratulado “LEAL ONOFRE S/ AMPARO POR USURPACION – Inc. de origen Nro. 2422/04 – Jdo. de Instrucción y Correccional Nro. 3) de conformidad a los fundamentos expresados ut-supra.-

RECOMENDAR al Juez de Instrucción y Correccional nro. 3 que en lo sucesivo tratándose de cuestiones análogas a las presentes, y habiendo interpuesto recurso de apelación alguna de las partes, difiera la efectivización de desalojo a las resultas del mismo ante la resolución de la Alzada.

REGISTRESE – NOTIFIQUESE. Cumplido que fueren bajen estos autos e Incidente al Juzgado de origen.

Dra. Beatriz L. Zanin

Dra. Ana M. Brunel de Antinori

Dr. Alejandro Nestor Sandoval

Secretaria: Norma Alvarez de Quintana

Ediciones Digitales © 2016-2019 - Material fuera de comercio

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación                        

 Dra. Teodora ZAMUDIO