La leyenda de Quetzalcoatl. Diego Rivera. Palacio Nacional México D.F.

       
 


       por Dra. Teodora ZAMUDIO

  

pueblo Pilagá

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación

Fuente: Asociación Guadalupe http://www.endepa.madryn.com

 

 

Reseña Histórica

A la llegada de los españoles se encontraban en el centro del Gran Chaco. Junto con los abipones, los mocovíes y los tobas, constituían un grupo llamado 'frentones' por la costumbre de raparse la parte delantera de la cabeza. Parientes lingüísticos de los tobas, compartieron con ellos el nomadismo propio de los pueblos que viven en el monte, agravado por la búsqueda de agua, las luchas con los macás, la guerra entre Bolivia y Paraguay (siglo XIX) y las persecuciones de la gendarmería argentina (siglo XX).

Localización Geográfica

Viven en el Chaco formoseño. Solo quedan 18 comunidades en el centro de la provincia de Formosa.

Estas son: Campo del Cielo - Ayo La Bomba - El Simbolar - El Descanso - Pozo Molina - La Línea - Laqtasatanyi - Barrio Qompí - La Yolita ( Ceferino Namuncurá) - Pozo Navagan - Cacique Coquero - Kilómetro 12 - Estanislao del Campo - San Martín 2 - Ibarreta. Una de las más importantes es la del barrio Qompi Juan Sosa, en Pozo del Tigre, próximo a Las Lomitas.  Actualmente se calculan en total unas 5000 personas.

Organización Político-Social

Forman comunidades, especialmente en las zonas rurales, con sus propios líderes .Muchas de estas comunidades gozan ya de personería jurídica Desde el año 1986 comenzaron a reunirse miembros de las distintas comunidades para formar una 'Intercomisión Pilagá' .Un ejemplo de la acción desarrollada por esta Intercomisión fue la elaboración y presentación de propuestas de artículos específicos en la modificación de la Constitución de Formosa. Paralelamente se fueron capacitando en distintos cursos en el Centro de Capacitación Zonal (CECAZO) en Pozo del Tigre y en los Centros de Capacitación Padre Santiago e Incupo.

Organización Económica

Su economía hoy es de subsistencia. Viven de sus trabajos como hacheros, cosecheros y del trueque o comercio de su artesanía. Son hábiles cazadores, pescadores y recolectores de miel. La fauna es muy variada, hay suris (ñandúes), osos meleros, pecaríes, guazunchos, yaguaretés, mulitas, iguanas, etc.

La mujeres recolectan tunas, algarroba, chañar y otros frutos propios del monte.

Cerca del Pilcomayo, la acumulación de sedimentos hace que no pueda fluir el agua y se forman taponamientos que terminan dando origen a bañados, en los champales ( troncos secos) suele reposar la curiyú, la boa más grande del nordeste argentino.. De esos bañados y lagunas obtienen la papa de agua.

La mayoría de las comunidades tienen majadas de chivas y ovejas., en algunos casos la majada es comunitaria. La chiva se usa para la producción de carne y la oveja para carne y lana.

Al comenzar a recuperar sus tierras, con títulos de propiedad comunitaria, se inscribieron como asociaciones civiles, construyeron alambrados perimetrales y finalmente para hacer una ocupación efectiva, incorporaron la ganadería. El manejo del ganado vacuno no es parte de la cultura tradicional del pilagá, por lo tanto tuvieron que aprender.

Han surgido además diversas alternativas económicas productivas en agricultura y aprovechamiento de los frutos del monte.

Cultura

Han sufrido como todas las etnias un fuerte proceso de deculturación. En la actualidad luchan por recuperar su historia, mitos, leyendas, deportes es decir su pasado cultural.

Jugador de Polke 

En el barrio Qompi, desde julio del 95 una radio de baja frecuencia, FM 90.9 Tamaya, transmite para el barrio, los jóvenes pilagá son responsables de esta emisión radial.

Religión

La mayoría de la población practica la religión pentecostal. Las iglesias protestantes llegaron a esta zona en 1914, cuando un grupo de misioneros fundó el primer templo en Misión Chaqueña, Salta, cerca de Embarcación. Cada comunidad tiene además de su cacique, a su presidente de la Asamblea .

Música

"Más allá de la forma de vida de los pilagás, lo que más cautiva es su voz. El canto de los pilagá eriza la piel. En cada nota que emiten, la garganta se sensibiliza de a poco y van ganando en perfección. El oído, la entonación son únicos. La fuerza del canto pilagá es, en general, alegre porque el pilagá lo es" dice Andrés Pérez Moreno.

Lengua

Pertenecen al grupo lingüístico Guaycurú, al igual que los Tobas, aunque se hacen manifiestas variables dialectales

En muchas de sus escuelas se alfabetiza en la lengua materna Eran pueblos ágrafos, los primeros trabajos sobre la lengua escrita los realizaron pastores anglicanos, que tradujeron la Biblia. Actualmente en su intento de cuidar y preservar su cultura construyeron su propio alfabeto que tiene 23 letras, de modo tal que pueden enseñar a leer y escribir en su propio idioma. En la lengua pilagá una palabra puede encerrar un mensaje completo, puede tener información acerca de quien realiza la acción, hacia quien la realiza, cuántas personas están involucradas, la dirección del movimiento, si hay intención de hacerlo y si la acción está terminada o está sucediendo. Muchas veces, la parte de la palabra que indica alguno de estos significados es mínima, hasta puede ser un solo sonido.

Están confeccionando su propio diccionario.

Arte y Artesanías

Las mujeres hacen canastas, paneras, costureros etc con las fibras que obtienen del 'carandillo', una palmera pequeña que crece en la región. Van en grupo a recoger las palmas y tras abrirlas en briznas, poco más gruesas que un hilo, las ponen a secar en los techos o en los alambrados que rodean las casas.

Realizan además tejidos con fibra de chaguar e hilan y tejen la lana de oveja.

Los hombres tallan madera, especialmente de 'palo santo'.

Derechos

José Rivero Salazar, aborigen de la etnia Pilagá, que vive en el Barrio Qompí Juan Sosa de Pozo del Tigre en la provincia de Formosa , nos cuenta algo del pasado y cómo viven, qué piensan en la actualidad los de la nación Pilagá:

" A nosotros los Pilagá, desde nuestros padres, abuelos y bisabuelos, nos transmitieron su historia, leyendas, mitos, con palabras sabias. Hoy nosotros, como renuevos de aquellos Pilagás, escribimos con lápiz y papel para transmitir el pensamiento a todos nuestros hermanos, para recordar ciertas experiencias que vamos viviendo en el transcurso del tiempo".

" Desde mi juventud he escuchado al cacique Domingo Coquero de 80 años , en 1963, o sea que hace muchos años, entre mi papá de 71 años y otros más ancianos de mayor edad, nos contaron el nacimiento de nuestra humanidad indígena Pilagá. Hay una sola expresión indiscutible e innegable historia: que desde el siglo XV cuando Colón llegó a América, ya existíamos muchos, antes de su llegada, por eso hoy nos sentimos orgullosos de decir que somos indios americanos, porque realmente somos dueños de esta tierra."

"Nosotros mismos somos el verdadero testigo de nuestra historia, del origen del mundo indígena, tenemos el testimonio indiscutible de la tierra, de los árboles, de los ríos, de los pájaros y de los vientos que pasaron por encima de los parajes y ranchos de los primeros habitantes de este territorio".

Hoy, no sólo los aborígenes habitan esta querida tierra americana, también los blancos que vinieron a vivir junto con nosotros; pero alambraron por todas partes el campo, ese lugar era de los aborígenes.

No quiero decir que estamos en contra: de ninguna forma digo eso. Solamente digo que las costumbres del pasado no queremos renunciar, porque son nuestras, por el contrario las conservamos.

Los alimentos que conseguimos del campo, de los montes, todavía seguimos comiendo: como ser el cogollo del carandillo, que decimos en nuestro idioma lagatá. También comemos dayámi (tuna silvestre), yatenáq , (tuna dulce con fruto rojo oscuro), también en el monte encontramos: pichiní, néco ,nap'ét y sagáchic. A veces encontramos frutos como n'ála (mistol), wráañi (molle), máp (algarroba), y paatác, láayaq, delác y paáñi .Y también pescamos y buscamos miel

Desgraciadamente, los blancos hasta las frutas del monte le prohibieron al aborigen. Por eso nosotros, los nuevos, estamos tratando de trabajar únicamente la tierra, debemos ser agricultores y crear fuentes de trabajo porque tenemos familias. Tenemos que manejar nosotros, sin ser ocupados los indios por los blancos, ya que se aprovechan de nosotros.

Tampoco al aborigen ahora, le interesa trabajar por un pedacito de torta por día, todos tenemos el derecho de defendernos, como cualquier ciudadano de este país. No hay ley que diga que el indio debe tratarse como esclavo, somos iguales en derecho y dignidad"

Memorias del Gran Chaco, 2da parte. Encuentro Interconfesional de Misioneros, Resistencia, Chaco 1998

El cacique pilagá Garcete con algunos miembros de su pueblo y la inevitable presencia ya del hombre  blanco. Provincia de Formosa, 1918

 

 

Ediciones Digitales © 2016-2019 - Material fuera de comercio

Inicio | Programa | Biblioteca | Proyecto de Investigación                        

 Dra. Teodora ZAMUDIO